lunes, 15 de noviembre de 2010

REFLEXIÓN ACERCA DE LAS HERRAMIENTAS SINCRÓNICAS Y ASINCRÓNICAS

Cuando la meta es el aprendizaje a distancia, de manera autónoma, se buscan herramientas que permitan la comunicación e intercambio de ideas, saberes y otras fuentes de información.
Dentro de la virtualidad la interactividad es la clave, ya que a partir del entendimiento de los códigos de comunicación los usuarios pueden favorecer su aprendizaje retroalimentándose de la información que otros publican y su vez opinando y enriqueciendo esta información con sus propios puntos de vista; es así que el aprendizaje se vuelve colaborativo sin necesidad de la presencialidad física en un espacio y hora determinada, porque los espacios virtuales de aprendizaje están equipados de medios asincrónicos o tiempo en diferido como el correo, los foros, los blogs o las wikis, pero en caso de que se necesite una interacción en tiempo real, están las herramientas  sincrónicas como el chat o las videoconferencias
Con las herramientas asincrónicas los participantes tiene la oportunidad de basarse en diferentes fuentes de información en cada participación, a su vez tiene más tiempo para redactar y corregir lo que ponen sin ninguna presión, eligen el tiempo en que van a intervenir, (Wilkins, 2002) sin olvidar la importancia de que sus aportes sean pertinentes al tema puesto por el orientador. Tal como lo afirma Ovalles 2007, los artículos pueden ser postings, que son los que solicitan información o generan una discusión y los replies que son las respuestas a los anteriores, que a su vez pueden ser respondidos, por lo que se genera un debate de doble salida.  
Las herramientas sincrónicas permiten que los usuarios en tiempo real reciban y envíen mensajes, como fotos, escritos y su propia imagen, por lo que es posible hacer conferencias virtuales sin necesidad de que los expositores estén de cuerpo presente donde ésta se desarrolla, lo único necesario es que estén conectados a la misma red, que haya un moderador. Puede conectarse instantáneamente las personas que quieran y estén interesadas en interaccionar con otros usuarios, así que la única restricción es que la otra persona esté dispuesta a aceptarlo en su red para así entablar la comunicación. Ejemplo de ello es en el chat, donde una persona manda la invitación a otra para contactarse pero si el receptor no acepta, no será posible la comunicación.

Bibliografía
·         Wilkins, Beth. (2002), “Facilitating online learning”.  Brigham Young University. EEUU.
·         Ovalles, F. (2007). Herramientas colaborativas: foros, blogs y wikis. Tutor Virtual, SENA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada